29.11.07

luces y sombras


porque en una mano caben montones de historias... y porque con solo cerrarla todas se quedan ahí...
.

28.11.07

aburrida normalidad


A mi vida le sobran puntos de partida y le faltan metas...

27.11.07

historias

Leganés, a la vuelta de un coma profundo

.

Las mejores historias son las que se encuentran al final... las que van en la contra porque no nos atrevemos a ponerlas en portada... porque 'no hay que dejar nunca que la realidad te joda un titular'. Hipocresía. Cinismo. Cobardía...

...y Magia...

Las mejores historias se escriben donde nadie las ve... en un rinconcito perdido de un periódico de provincias... en el cuarto de los trastos viejos...

Las mejores historias se leen entre líneas... porque entre líneas se encuentran los secretos que sólo tú adivinas... porque entre líneas se escriben los 'te quiero' de verdad... porque entre líneas se leen los besos que no se dan...

Y, a veces, no hace falta buscar las historias al final, ni escribirlas donde nadie las ve, ni leerlas entre líneas...

A veces, la aburrida normalidad te las regala... sólo hay que intuirlas... o buscarlas... o dejarlas ir... aunque sea apretando con fuerza los puños...

25.11.07

Yo sólo pasaba por allí...

Carta urgente para el registrador de manifestantes:

A MÍ QUE NO ME CUENTEN.

Estimado señor registrador de manifestantes:

El motivo de esta misiva no es otro que explicarle detenidamente que, detrás de ese puntito verde y negro que, ayer por la tarde, se movía inquieto, como cuando sacas un pez del agua, todo lo rápido que le permitían señoronas con tacones y abrigos de visón y señores con gabardina y puro y bigotito y niños y jóvenes con banderas, banderitas, banderolas y banderotas había una persona que no quería estar allí. Entiéndalo, después de visitar una exposición sobre un representante de la bohemia parisina, yo dirigí prestos mis pasos a Lavapiés, pero el destino es caprichoso y mis acompañantes... mmm… ‘te llevamos en sentido contrario, pero por otra calle para que no te des cuenta’. Mis mapas mentales de esta ciudad son limitados y lo serán aún cuando muera después de pasar aquí cien años. Mi sentido de la orientación lo es aún más. Además, Internet me falló, no escuché la radio ni vi la televisión. Pensé, equivocadamente, claro, cuando me vi camino del VIP’s de Colón a paso ligero, que la manifestación habría sido a las doce. Los pequeños grupúsculos portadores de trozos de tela rojigualda bien podrían ser los últimos resquicios. Eran más de las tres. Pero no, la afluencia cada vez era mayor. Se les veía pasar a través de los cristales. Una chica se pintaba los labios. Un matrimonio entraba a tomar café evitando el frío mientras comenzaba el cotarro. Para cuando empecé a ser consciente de lo que, en realidad, ocurría, ya se me había atragantado el pollo oriental con arroz blanco insaboro. Mis últimas palabras la noche anterior habían sido: ‘y mañana, pase lo que pase, no comemos en un VIP’s, que estoy empezando a odiarlos’.

Pues sí, sobre las cinco, me vi saliendo a la calle Génova con bastante cara de asco. Quería ir al Prado, pero para eso aún tenía que subir toda la calle, llegar a la plaza de Alonso Martínez y, por diversos motivos que aún no he podido entender, bajar por la otra acera de la misma calle para poder, a duras penas, alcanzar el Paseo de Recoletos. A efectos prácticos, más de una hora para cruzar una maldita calle. No me entiendan mal, estoy a favor de la libertad de expresión y del derecho de manifestación de la gente. Es más, estoy, incluso, a favor del derecho de todos a ser hipócritas, pero no lo soporto. Se supone que aquello era una manifestación en recuerdo de las víctimas del terrorismo. ¿Quién no iría a una manifestación en recuerdo de las víctimas del terrorismo? Pues allí, mientras intentaba abrirme paso, cada vez con más cara de asco, entre la multitud, en ningún momento, oí ni leí una sola frase que expresase un sentimiento de recuerdo a ellas, ni una mirada al cielo, ni unos ojos que echasen de menos. No dudo de que lo hagan, pero yo al menos ayer no lo vi. Sólo se escuchaban cantos de ‘Zapatero, dimisión’ o ‘Zapatero, esto es un infierno’. Cuando mi bocota no se pudo estar callada y dijo: ‘Joder, pues si España es un infierno, bendito infierno’, un señor con bigotito giró la cabeza, me miró por encima del hombro y sonrió de medio lado. Le faltó insultarme. ‘Si quieres hacer una manifestación en contra del Gobierno, puedes hacerla. Por suerte, vivimos, aunque sea de cara a la galería, en una democracia y estas cosas están permitidas, oiga, no hace falta disfrazar nada’. En fin… que mi mala leche fue en aumento, sobre todo, después de oír frases como: ‘Gracias, Federico' o ‘Queremos ser girasoles’

Y me dan pena los niños. De mayor serán iguales. Y generalizo porque me da la gana. Porque estoy harta de la hipocresía; de que todos nos creamos más altos, más guapos y más listos que nadie; de que todos pensemos que nuestras ideas son las mejores y que las demás no merecen la pena. Manifiéstense, señores de derecha; manifiéstense, señores de izquierda. Pero dejen de hacer suyos símbolos que son de todos. Ayer odié la bandera de mi país (es increíble decir MI PAÍS en un mundo en el que las fronteras son tan frágiles como absurdas). Ayer odié a las señoronas con abrigos de visón y a los señorones con gabardina, puro y bigotito. Ayer sentí vergüenza ajena. Ayer sentí pena al pensar la cantidad de países del mundo que son, verdaderamente, un infierno por las guerras, el hambre o las enfermedades.

Y eso es todo, señor registrador de manifestantes. La mala leche se me pasó de vuelta a casa. Al final, no pude ver la ampliación del Prado. Pero nos acogieron en el Reina Sofía. Lo mejor, como siempre, la compañía y las charlas delante de un café. Y los paseos por Madrid en otoño. Lo peor, que usted pueda contar ese puntito verde y negro…

Un saludo

22.11.07

(Perdón por la tristeza)

Si hubiese nacido en la Grecia Clásica, hubiese filosofado sobre el Amor. Sí, me hubiese gustado ser un filósofo. Aunque creo que con la suerte de la que hago gala, también allí hubiese sido mujer y, a fin de cuentas, aunque hubiese habido mujeres filósofas, yo habría nacido dentro de la clase baja, así que sería esclava. Lo mire por donde lo mire, la sabiduría en ese plan elevado no habría sido lo mío. Pero, ¿se imaginan? ¡Cuántos problemas actuales nos ahorraríamos si alguien hubiese racionalizado, de verdad, el Amor! (Puede que ese alguien exista, pero yo, al menos de momento, no lo conozco. Exijo que me lo presenten). Vale, de acuerdo: Empédocles, Platón… ya lo hicieron, pero no me sirven. Concebirlo como una Idea pura o como ese momento de plenitud, de estabilidad y tranquilidad, como ese motor fundamental y destacado del mundo, como ese hilo conductor que guía a las personas va, al menos hoy, contra mis propios intereses. Yo más bien me refiero a ver el Amor como un pantalón que te quitas y te pones o como un bolso que se pasa de estación. Sí, venga, ¡qué frívola! Me da igual, porque ese Amor no dolería. Racionalizando el Amor podríamos disfrutarlo de igual manera cuando todo va bien, pero, y aquí viene el quid, también podríamos mandarlo a freír espárragos cuando se acaba la chispa, cuando viene la tercera persona o cuando se pierde porque sí. Y sin una heridita si quiera, oiga. ¡No me digan que no ganamos con el cambio!

El caso es que estaría bien teorizar sobre el tema. Y es que, al menos eso es lo que yo pienso, no hay ningún otro Sentimiento –con mayúscula- que provoque tantos sentimientos -con minúscula- como el amor. Fíjense que aquí el amigo Empédocles ya apuntaba maneras cuando decía que, dentro del Amor, puede surgir un odio que corrompe, disgrega y destruye. Pero tampoco me refería a eso. La verdad es que no sé muy bien a qué me refiero. Lo que me lleva a la conclusión obvia de que debería seguir investigando sobre ello.

Pero como ya dijera alguna lumbreras por ahí, “soy inteligente para saber cuándo soy una estúpida”. O cómo lo somos todos, porque todos caemos en el Amor no racional, quizás porque eso sea el Amor… Es un poco la idea de querer tanto a alguien que te dejas llevar sin atenerte a las consecuencias. Claro, evidentemente, no me estoy refiriendo a las historias que terminan bien, que ese es más el terreno de Platón y Empédocles, sino a las que no llegan ni siquiera a ser historias o a las que nos empeñamos en hacer casi imposibles. Y fíjense que ese es, ahora que lo pienso, un tema que reflejan perfectamente todas estas telenovelas que echan por la caja tonta, perdón, televisión, a la hora del Tomate: la visita que Carlos Alberto está a punto de hacer a Gabriela Abigail, pero que no hace, en el último momento, por orgullo; el ‘chisme’ que se cree Alejandra María en vez de escuchar a su prometido; la estupidez de Mariano José que se obstina en pensar que el hijo que espera su amor de toda la vida es del amante de Isadora María y la de ésta por dejarle que lo siga creyendo para quitárselo de la cabeza cuando ambos saben (bueno, en realidad, lo saben quienes ven el ‘culebrón’) que irremediablemente van a terminar juntos. Pero no sólo es cosa de ficción: son todas esas llamadas que estamos a punto de hacer y que no hacemos, porque preferimos pensar que así es mejor, son todas esas veces que tienes abierta la ventanita del Messenger y no escribes nada, son todas esas veces que hablas y hablas y gritas y gritas y no escuchas y piensas que es mejor dejarlo estar y no luchar más… son todas esas veces… ¡Esto no es racionalizar el amor! Esto es que duela. Esto es hacerse daño a uno mismo, muchas veces sin necesidad.

A lo mejor estoy equivocada y lo que habríamos de racionalizar es el desamor. Racionalizar que el infinito no está al otro lado de tu cama, aunque lo sientas así. Racionalizar que el vacío no se debe sentir porque te falte esa persona, que hay más. Racionalizar la ausencia, el echar de menos. Racionalizar esta tristeza profunda que lo es tanto tanto que ya ni te impide llorar, ni sonreír, ni reírte a carcajadas, sólo te hace tener que parar de repente y coger aire, muy muy fuerte, para continuar caminando. Es eso, racionalizar esa tristeza profunda que te llena de vacío cuando apagas la luz e intentas dormir. Racionalizar los sueños.

Y ya veis, al final, es justo lo que no hacemos. Supongo que Mariajo diría que es parte del duelo. Aunque nadie se haya muerto.

No tengo remedio… empiezo abogando por la racionalización el Amor y acabo… en fin… habrá que seguir profundizando, porque está claro que hoy nada está claro.

21.11.07

que gire el mundo

La sensación de resaca post-borrachera que me queda siempre después de un día de dolor de cabeza intenso no me deja 'para muchos trotes', ni para sonreír conscientemente, ni para escribir, ni para pensar... pero esta mañana me desperté tarareando esta canción... siempre pensé que era muy alegre, pero, al leer la letra todo lo detenidamente que me permite esta mañana otoñal de Madrid, me he dado cuenta de que no lo parece tanto... no importa, es la típica canción que me gustaría cantar una tarde-noche de lluvia intensa en una calle con el suelo lleno de hojas color tostado, mientras giro y giro y giro con los brazos levantados y la cabeza bien alta... ¿será que estoy loca?
.
ahí les dejo un trocito... quizás consiga que su melodía no se les salga de su cabeza en un buen rato...
.
feliz tarde de otoño
.
.
GIRA EL MUNDO GIRA
EN EL ESPACIO INFINITO
CON AMORES QUE COMIENZAN
CON AMORES QUE SE HAN IDO
CON LAS PENAS Y ALEGRÍAS
DE LA GENTE COMO YO
EL MUNDO
LLORANDO AHORA YO TE BUSCO
EN EL SILENCIO YO ME PIERDO
Y NO SOY NADA AL VERTE A TI
EL MUNDO
NO SE HA PARADO NI UN MOMENTO
SU NOCHE MUERE Y LLEGA EL DÍA
Y ESE DÍA VENDRÁ
YO, QUE AÚN PENSABA QUE ERAS ALGO ESPECIAL
DESPUÉS LA VIDA ME HA ENSEÑADO MUCHO MÁS
QUE ENTORNO A TI NO GIRA TODO COMO SIEMPRE
GIRA EL MUNDO GIRA
EN EL ESPACIO INFINITO
CON AMORES QUE COMIENZAN
CON AMORES QUE SE HAN IDO
CON LAS PENAS Y ALEGRÍAS
DE LA GENTE COMO YO
EL MUNDO
LLORANDO AHORA YO TE BUSCO
Y EN EL SILENCIO YO ME PIERDO
Y NO SOY NADA AL VERTE A TI
Y EL MUNDONO SE HA PARADO NI UN MOMENTO
SU NOCHE MUERE Y LLEGA EL DÍA
Y ESE DÍA VENDRÁ

20.11.07

situacion[es]


.
- ¿Celos?
- No
- ¿...?
- Una tristeza profunda



NOTA IMPORTANTE ¡!
.
El cuento de Rojolín no es mío... ¡qué más quisiera yo! No recuerdo cómo se titula, pero está copiado literalmente de uno de esos libros gordos de 500 cuentos que ruedan, sin mucho rumbo, a veces, por las casas de todos... Esto me hace pensar en cuánto talento hay por ahí deambulando que nunca será reconocido... Me da pena... Yo he vuelto a leer cuentos... Quiero escribirle uno a Lucía... y dibujárselo... Todos deberíamos volver a leer cuentos

19.11.07

Rojolín

No sé si, al final, habrá cuento para Lucía... no sé si, al final, sería una pantomima aquello de los príncipes azules... no sé si, al final, existen las brujas, las hadas o los duendes... hace mucho tiempo que ya no sé nada... o que no creo en nada... supongo que, en nuestro deambular por la vida, la mochila se va haciendo más y más pesada y, para allanar el camino, vamos soltando cosas a uno y otro lado... la pena es que, en pro de los asuntos más urgentes e importantes de las personas mayores, nos desprendemos de lo más valioso: el brillo en los ojos de cuando los tres cerditos ganaban al lobo, de cuando los siete cabritillos volvían con mamá, de cuando el príncipe besaba a la princesa y eran felices y comían perdices.
.
Parece tan fácil el mundo cuando se ve desde la altura de un niño...
.
.
En la Tierra de la Fantasía hay una ciudad llamada "Cuernos City", que es donde viven los demonietes. Éstos son unos diablillos muy graciosos que nunca hacen mal a nadie y viven felices y tranquilos en su simpática ciudad. Bueno, no todos... Había uno llamado Rojolín que siempre estaba pensando en irse del pueblo para vivir emocionantes aventuras. Y tanto insistió en que quería marcharse que finalmente los sabios del poblado le dijeron:
.
- ¿Estás seguro de que podrás enfrentarte a todos los peligros que encuentres?
.
- Estoy seguro
.
- Te vamos a poner un ejemplo: imagínate que estás en medio de un desierto y sólo tienes una naranja. ¿Cómo te las apañarías para salir?
.
Rojolín dijo con total aplomo:
.
- Muy fácil. Cojo la naranja y la pelo. La naranja tiene vitaminas. Le quito la vita y me quedo con las minas. Cojo las minas, las hago explotar y formo un terremoto. Le quito la terre, me quedo con la moto y me largo a toda velocidad.
.
Al oír esto, todos se quedaron tan atónitos que le dieron permiso para que se fuera. Y así, despedido por todos sus amigos partió el ingenioso demoniete en busca de aventuras que encontraréis en otros cuentos.
.
.
Buenas noches

18.11.07

desahucio

vendo corazón...
no lo necesito
para seguir adelante me basta mi rabia...

vendo corazón...
está ocupado
a lo mejor tú puedes echar al inquilino

y volver a alquilarlo...

regalo mi corazón
ya no lo quiero


*Conclusiones de noche ebria de sábado
mientras al otro lado se desdibuja tu voz en el cristal opaco de un baño de bar de carretera...



vaya par, ;)
made in: chorradas aparte

17.11.07

on-ce-me-ses


video



por los que no tenemos remedio

y nos dedicamos siempre a volver

mientras el resto sigue adelante...


por que nos devuelvan el mes de abril...

.

16.11.07

garabateando


"¡Pronto empezamos!", diría mi madre en tono regañina...

He comenzado a garabatear en clase...

ESTO PINTA MUY MAL

15.11.07

de amigos y ofertas de empleo

y aprovechando el chiste... FELICIDADES¡ 50 años...
.
.
OFERTA DE EMPLEO
Se busca .... de comunicación. Jornada completa. Salario máximo 12.000 euros anuales. Licenciado y con máster en Comunicación. Bilingüe y trilingüe. Carnet de conducir y coche propio. Imprescindible cartera de clientes. Dominio de todos los programas informáticos del mundo mundial... Poco más y te piden tu primer hijo y pasar una noche al mes con tu jefe... Y lo mejor de todo es cuando te piden todo eso, pero para ser becario y por 300 euros mensuales (incluso, en algún lado llegué a ver una ayuda de 150 euros).

No ha pasado la mala leche, pero, al menos, me lo vuelvo a tomar con humor... si Lola podía tomarse con humor su operación para extirparle un tumor cerebral y el cáncer de su marido, lo mío es para hacer un programa de El Club de la Comedia... el tiempo dirá si merece la pena el esfuerzo... el Castigador (http://www.diariolatigazo.com//) dice que sí y lo que dice el Castigador va a misa...

Lo que sí ha pasado ya ha sido el par de días de altiBAJOS... Ahora, chiste viejo y malísimo de por medio (:P) -van dos en una moto y se cae el de enmedio-, conversaciones con café, mails, llamadas de teléfono y comentarios bloggeriles incluidos (MERCI), están en proceso de convertirse de nuevo en ALTIbajos.

Todo esto empezó, aunque no tenga nada que ver, porque estuve reflexionando sobre una frase que leí en un lugar llenito llenito de palabras -que nunca son vanas- (http://www.palabrerio.com/): Una se hace amigo de alguien y cuando se da cuenta ya es muy tarde. Pienso en los amigos que tengo, en los de verdad, en esos que se cuentan con los dedos de una mano, en los que siguen ahí, a pesar de todo, del tiempo y de la distancia (¿te recuerda a algo?) y me siento afortunada... nadie sabe cuánto.

Y esta reflexión me lleva a otra hecha hace tiempo... también delante de una taza de café... por regla general, que siempre hay alguna excepción destacable, "Los amigos de mis amigos NO son mis amigos"

13.11.07

martes, 13 [ALTIbajos]

FOTO: a_golpe_de_clave.blogia.com


Cuando estoy cansada arrastro los pies al caminar.
.
Me cuesta sonreír un poquito más de lo normal. Y, aunque lo hago, los que me conocen dicen que se me nota en los ojos.
Será que, a veces, cuesta más sacar del fondo del armario ese poquito de ganas para encarar el día.
Será que, a veces, no es tan fácil engañarse a una misma ni buscar excusas ni mirarse al espejo y 'autodecirse' lo maravillosa que se es.
Aunque sea mentira y lo sepamos, otras mañanas ayuda.
.
Hoy no estoy para nada... Sólo tengo ganas de llegar a casa, tomarme un chocolate caliente enorme y meterme en la cama... Pero para eso aún faltan más de ocho horas, de las cuales, cuatro son lectivas...
.
Parad el mundo, que me bajo!!!
.
.
Mañana será otro día

12.11.07

la peque de la casa


Tiene nueve meses y medio. Cuatro dientes.
Está empezando a andar.
Hace palmitas, 'periquito', la viejita... todas las típicas chorradas que nos enseñan cuando somos enanos. Eso sí, sólo lo hace cuando le viene en gana... ¡faltaría más!
Dice adiós con la mano cuando le acaban de poner el abrigo y lanza besos.
Lo mira todo. Es una cotilla de cuidado.
Tiene carácter. Mucho.
Le encantan los gusanitos y bajo ningún concepto te dará uno.
Es rematadamente pilla. Si le sacas la lengua y le dices fea, te saca la lengua también. Supongo que contestar a lo de fea vendrá después. Eso sí, como dejes de hacerle carantoñas, te gritará y cuando gires la cabeza, volverá a sacarte la lengua.
Aún habla en un idioma raro y su padre ha dicho que no saldrá de casa hasta que tenga 20 años... por lo menos... ¡ingenuo mío!
Es preciosa. Sobre todo, cuando te abraza...
Aysss

11.11.07

[de vuelta]


Casi nunca llevo tacones.
Ni brillo de labios.
.
En cada vuelta siento que el tiempo que he pasado con ellos no basta.
.
Siempre trato de usted a la gente que no conozco. A mi abuela también le decía usted. Mi padre también lo hacía. La echo de menos. Nadie imagina cuánto.
.
Soy de barrio. De barrio de pueblo. De pueblo pequeño. Casi ratón de campo. Sólo casi. Tengo medio ratón de ciudad. Me gusta.
.
Soy enfermizamente independiente.
Y enfermizamente golosa.
Y enfermizamente empalagosa, cariñosa y zalamera. Y besucona. Sólo a veces.
.
Soy sumamente pesada cuando siento triste o cansada a la gente que quiero. Como la semana pasada. Y la anterior. Y este finde. Por eso escribo tarjetas, regreso a casa o envío inmensos y soporíferos correos. Siempre pienso que mientras los leen, dejan a un lado el motivo de la tristeza o del cansancio para acordarse de la madre que me pintó.
.
Me gustaría ser capaz de transmitir en una fotografía lo que veo. Me gustaría ser capaz de transmitir en esta fotografía lo que yo siento...

8.11.07

Recomendado: ellos también pueden

Ironía, humor inteligente y una idea diferente... simplemente GENIAL...

www.unmundosinmanchas.com

No perderse el vídeo¡¡¡¡¡

7.11.07

Pon un Sarko en tu vida

Convendrán conmigo en que aquí nuestra paisana de sangre, a la sazón doña Cecilia Ciganer-Albéniz, ex de Sarkozy, ha tenido muy pocas luces a la hora de decidir en qué momento pone fin a su matrimonio con el que, a mi modesto juicio, se ha convertido en los últimos días en el personaje político de la semana. Condición tal atribuida, no por sus seis meses en el poder, sino en méritos por su saber hacer, su determinación, su capacidad comunicativa y de efecto mediático de libro de primero de carrera… y, claro está, por su avión.

Obviemos la tragedia, que lo es, de esos pequeños, de sus familias y, efectos colaterales que lo llaman, también de las familias que los esperaban en Francia con los brazos abiertos y, espero, ajenos a las prácticas (y voy a obviar calificativos) de la supuesta ONG y centrémonos en los detalles más nimios. Es quizás la única forma de escapar a una realidad cada vez más trágicamente sorprendente y absurda (pónganse los adjetivos al gusto, a mí se me ocurren cientos de miles). Decía que obviemos la tragedia y hablemos del presidente de la France y de sus propios efectos colaterales. Tenemos a unas personas, franceses y siete españoles, acusados en Chad de, dicho rápidamente, tráfico de niños. Una catástrofe para el mundo occidental y, de paso, por lo que nos tocaba y toca, una hecatombe para el gobierno de Zapatero (digo de Zapatero, porque en este caso, decir gobierno de España provocaría sarpullido a más de uno y ha sido muy bien rentabilizado por esos mismos), que no tiene relaciones diplomáticas con ese país. He aquí el quid: Francia sí. No en vano, cuando los países ‘importantes’ se repartieron el mundo a su antojo, Chad era la joya estratégica del imperio francés.

Haciendo gala de esa influencia y sabiendo los problemas que tiene en casa, en sentido literal y figurado, Sarkozy se ha apuntado un tanto al más puro estilo de Christopher Reeve en Superman, sólo que sin capa ni S. Como quien va al súper a buscar vino para la cena, el domingo pasado, don Nicolas se montó en su avión y, en menos de lo que canta un gallo, voló a Chad y volvió con tres compatriotas y cuatro españolas, contra los que, por otro lado, la justicia chadiana había abandonado sus cargos. Se suponía que el avión presidencial aterrizaría en París, pero no, Sarko es mucho más listo que todo eso y nos trajo a nuestras azafatas hasta la mismita puerta de casa. ‘Escala en Torrejón, foto con Zapatero y Moratinos y ya está, los medios de comunicación a mis pies’, debió pensar. Y tuvo razón. Sarkozy convertido en semidiós nacional. De hecho, La Vanguardia titulaba el lunes: 'Sarkozy al rescate'.

Peeero, como está mandado, un superhombre lo es siempre y aún quedan franceses y españoles en el Chad. Por eso, don Nicolas, se puede leer hoy en la prensa, ha vuelto a dar un puñetazo sobre la mesa y ayer amenazaba con volver a Chad y traerse a todos los que quedan allí. Una ‘rabieta’ entendida desde la mera estrategia política, que ha hecho que el presidente chadiano se ponga firme, y esta vez no para acatar órdenes precisamente.

Pero qué importa ya. La estrella lo es siempre, el titán lo es siempre. La foto está hecha. Y cual protagonista de tebeo, Sarkozy ya es nuestro superhéroe. De hecho, en los ‘ínfimos’ ambientes en los que me muevo, llenos de ‘ratas de cloacas’ y ‘personajes despreciables’ ayer se apuntaba la opción de un Sarkozy con calzones de color encima de su pantalón de Armani. Se insinuaba, incluso, un affaire con una de las azafatas (cómo resistirse¡). Yo no puedo dejar de imaginármelo en una viñeta, de cuerpo entero y mirando hacia el frente, mientras es besado en la mejilla y ligeramente abrazado (no por falta de efusión, sino más bien por no robarle protagonismo) por una rubia despampanante, que aparece de lado y con la pierna izquierda levantada a la vez que flexiona sensualmente la rodilla. El bocadillo diría: 'Vous êtes mon héros'

Para la próxima, y por aquello de que los tantos se queden en casa, por estos lares se proponía que en el siguiente viaje a África, la vice se marque también unos bailes con los chadianos. Que eso une mucho.

4.11.07

_farolas

.
.
me muerdo las uñas desde que tengo uso de razón
no puedo vivir sin chocolate
soy adicta a la cafeína
no me gusta enfadarme porque odio pedir perdón (supongo que es cosa del orgullo)
me cuesta decir 'te quiero'
.
me encanta hacer fotos de farolas, aunque luego nunca recuerdo de dónde son
.

3.11.07

tchannnn

.
.
nariz... nariz... nariz... nariz
reír... reír... reír... reír
.
.
por si regresa la nostalgia... por si vuelvo a echarte de menos... por si el vacío no se llena...
.
.
siempre nos quedará la nariz... de payaso
y las payasadas
.
.
nariz... nariz... nariz... nariz
reír... reír... reír... reír
.
.

2.11.07

19 de julio de 1936

Agustí Centelles
.
.
Hoy estoy demasiado contenta como para unir palabras. Alguna vez leí que la mejor aliada para escribir es la nostalgia. Puede ser. Pero como no es el caso, os regalo una foto que me encanta... Buen finde...